Causas de la piel sensible y reactiva

La capa externa de tu piel – la epidermis – actúa como una barrera protectora para tu cuerpo, manteniendo fuera las sustancias dañinas y sellando la humectación en ella. Sin embargo, las defensas naturales de tu piel pueden debilitarse a veces, dañando la barrera humectante y dejando la piel susceptible a los agentes irritantes externos como los ingredientes agresivos y los alérgenos.

Sensitive skin

Existen muchas razones por las cuales la barrera humectante de la piel puede estar dañada, lo que lleva a una piel sensible y reactiva:

1. El ambiente

El clima frío y la calefacción central en invierno y el clima caluroso y el aire acondicionado en verano pueden restar humectación a la piel, dejándola con una sensación seca, sensible y reactiva. La suciedad y la contaminación, como las emisiones de  gases, el humo y el polvo, también pueden debilitar la barrera natural de la piel y hacerla más sensible.

2. Ingredientes

Muchos productos contienen ingredientes agresivos que pueden dañar la superficie de la piel y remover sus aceites naturales protectores, dejándola susceptible a sensibilidad. Elige limpiadores suaves, sin fragancias y detergentes para ropa que ayuden a prevenir reacciones ante agentes irritantes.

3. Desequilibrio hormonal

Ya sea por estrés, tu ciclo menstrual, el embarazo, la pubertad o la menopausia, si tus hormonas están fuera de sincronización, la efectividad de la barrera humectante de tu piel puede reducirse.

4. Problemas a la piel existentes y alergias

Algunas personas tienen tendencia a experimentar piel sensible y reactiva porque tienen problemas ya existentes, como acné, rosácea y dermatitis atópica. Las alergias a alimentos no diagnosticadas o no tratadas como al gluten o a los lácteos pueden causar sarpullidos e inflamaciones a la piel también.

5. Dieta e hidratación

Sin suficiente agua o nutrientes, tu piel puede deshidratarse y estresarse, lo cual puede resultar en sensibilidad a la piel. Trata de tener una dieta sana, balanceada y bebe mucha agua, todos los días.

Ahora que sabes las causas de la piel sensible, puedes tomar medidas para ayudar a prevenir que se vuelva reactiva e irritada. Si estás preocupada o insegura sobre tu piel, te sugerimos que hables con un dermatólogo o químico farmacéutico. Si crees tener alergia a algún alimento, habla con tu médico.

 

¿Cómo saber si tengo piel sensible y reactiva? >

Artículos Relacionados

¿Cómo tu ambiente puede causar piel sensible?

Sigue estos consejos para ayudar a proteger tu piel sensible contra los factores ambientales

Aprende más sobre estos factores ambientales>